La Importancia del Control de las Cetonas y Diabetes

La cetoacidosis diabética (CAD) es una complicación grave de la diabetes que ocurre cuando el organismo produce niveles elevados de unos ácidos presentes en la sangre denominados “cetonas”. Los cuerpos cetónicos o cetonas son productos de desecho de las grasas, se producen cuando el cuerpo utiliza las grasas en lugar de los azúcares para generar energía. La cetoacidosis diabética (CAD) es una afección grave que puede provocar un coma diabético (desmayo durante un tiempo prolongado) o incluso la muerte.

La afección se desarrolla cuando tus células no obtienen la glucosa que necesitan para obtener energía. Son una señal de advertencia de que tu diabetes no está controlada o de que tu cuerpo se está enfermando.

Es importante saber que la cetoacidosis diabética puede ocurrirle a cualquier persona con diabetes, aunque es poco común en personas con diabetes tipo 2. El 35-40% de los pacientes con diabetes tipo 1 sufren cetoacidosis.

Los signos y síntomas de la cetoacidosis diabética a menudo se desarrollan rápidamente, a veces en 24 horas. Para algunas personas, estos signos y síntomas pueden ser el primer indicio de diabetes. Es posible que notes lo siguiente:

  • Sed o boca muy seca
  • Micción frecuente (ganas de orinar muchas veces)
  • Niveles altos de glucosa en sangre (azúcar en sangre)
  • Niveles altos de cetonas en sangre o en la orina.

Luego, aparecen otros síntomas:

  • Constantemente sentirse cansado
  • Piel seca o enrojecida
  • Náuseas, vómitos o dolor abdominal
  • (El vómito puede ser causado por muchas enfermedades, no solo por la cetoacidosis. Si el vómito continúa durante más de 2 horas, comuníquese con su médico).
  • Respiración dificultosa
  • Olor afrutado en el aliento
  • Dificultad para prestar atención o confusión

¿Cómo puedo verificar mis cetonas?

La prueba de cetonas en sangre se usa principalmente para detectar cetoacidosis diabética en personas con diabetes, también se puede utilizar una prueba de orina usando una tira reactiva, similar a una tira reactiva de sangre. Se recomienda controlar la presencia de cetonas cuando el nivel de glucosa en sangre es superior a 240 mg / dl.

La interpretación de las cetonas en sangre es la siguiente:

  • Menor de 0,6 mmol/L: Normal o negativo.
  • 0,6 – 1,0 mmol/L: Ligeramente elevado.
  • 1,1 – 3,0 mmol/L: Riesgo de cetoacidosis.
  • > 3mmol/L: Acudir a Servicio de Urgencias.

Cuando te sientas enfermo (cuando tengas un resfriado o gripe, por ejemplo), controla las cetonas cada 4 a 6 horas. Y controla cada 4 a 6 horas cuando tu nivel de azúcar en sangre sea superior a 240 mg/dl.

Además, controla la presencia de cetonas cuando tengas algún síntoma de cetoacidosis diabética.

¿Qué pasa si encuentro niveles de cetonas más altos de lo normal?

Si tu médico no te ha dicho qué niveles de cetonas son peligrosos, llama inmediatamente cuando encuentre cantidades moderadas después de más de una prueba.

Aquí hay tres razones básicas para cantidades moderadas o grandes de cetonas:

  • Insulina insuficiente.
  • Quizás no se inyectó suficiente insulina. O su cuerpo podría necesitar más insulina de lo habitual debido a una enfermedad.
  • Insuficiente cantidad de comida.

Cuando estás enfermo, a menudo no tienes ganas de comer, lo que a veces resulta en niveles altos de cetonas. Los niveles altos también pueden ocurrir cuando se salta una comida. Si la prueba muestra niveles altos de cetonas en la mañana, es posible que hayas tenido una reacción a la insulina mientras dormías.

Nivel bajo de glucosa sanguínea (hipoglucemia). La insulina permite que la glucosa ingrese en las células, por lo que el nivel de glucosa en la sangre disminuirá. Si el nivel de glucosa en la sangre disminuye con demasiada rapidez, puedes presentar hipoglucemia.

Nivel bajo de potasio (hipocalemia) Los líquidos y la insulina que se utilizan para tratar la cetoacidosis diabética pueden hacer que el nivel de potasio disminuya demasiado. Cuando el nivel de potasio es bajo, pueden verse afectadas las funciones del corazón, de los músculos y de los nervios. Para evitarlo, como parte del tratamiento de la cetoacidosis diabética, por lo general te administran electrolitos, potasio por ejemplo, y te indican que repongas líquidos.

Hinchazón en el cerebro (edema cerebral) El ajuste demasiado rápido del nivel de glucosa en la sangre puede producir una hinchazón en el cerebro. Esta complicación parece ser más frecuente en los niños, sobre todo en los que acaban de recibir el diagnóstico de diabetes.

¿Ayudará el ejercicio?

El ejercicio suele ser una buena forma de reducir el nivel alto de azúcar en sangre, pero no cuando hay cetonas presentes. Nunca hagas ejercicio cuando tus análisis de cetonas muestren cantidades moderadas o grandes y tu nivel de azúcar en sangre sea alto. Puede hacer que tu nivel de azúcar en sangre suba aún más.

Hay muchas cosas que puedes hacer para prevenir la cetoacidosis diabética y otras complicaciones de la diabetes.

  • Comprométete con el control de la diabetes. Haz de la alimentación saludable y la actividad física parte de tu rutina diaria. Toma los medicamentos orales para la diabetes o la insulina según las indicaciones.
  • Controla tus niveles de glucosa sanguínea. Es posible que debas controlar y registrar tu nivel de glucosa sanguínea al menos tres o cuatro veces al día, o con más frecuencia si estás enfermo o estresado.
  • Ajusta la dosis de insulina según sea necesario. Consulta con tu médico o educador en diabetes sobre cómo ajustar tu dosis de insulina en relación con factores como tu nivel de glucosa sanguínea, lo que consumes, tu nivel de actividad y si estás enfermo o no.
  • Verifica tus niveles de cetonas. Cuando estés enfermo o estresado, es recomendable que realices una prueba en sangre en busca de exceso de cetonas con tu medidor de cetonas o lo puedes realizar en orina.
  • Prepárate para reaccionar con rapidez. Si tu nivel de glucosa sanguínea es alto, tienes exceso de cetonas en la sangre y crees que tiene cetoacidosis diabética, busca atención de emergencia.

No te olvides de seguir cuidadosamente tu plan de tratamiento para la diabetes.

4 comentarios de “La Importancia del Control de las Cetonas y Diabetes

  1. Avatar
    Gladys Hernández dice:

    Gracias por la información un articulo muy interesante e importante para los pacientes con diabetes, pues es algo que no se nos dice. Sigan adelante con tan buenas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cómo podemos asesorarle?
Hola, ¿Cómo podemos asesorarle?