¿Cómo se aplica una inyección de insulina?

La insulina es la hormona que se encarga de regular los niveles de glucosa o azúcar en la sangre, es producida por el páncreas. Cuando el cuerpo no la produce en cantidades suficientes, comienzan a generarse concentraciones no deseadas de azúcar en la sangre y por ende una serie de complicaciones a causa de esto.

Para poder compensar esta ausencia los médicos recomiendan la inyección de insulina en las cantidades que el cuerpo requiera según sea el caso. Uno de los métodos de suministro más popular a nivel mundial es el de inyección.

Si tú requieres el tratamiento o alguno de tus familiares y deseas conocer como es el proceso de inyección de insulina, te interesará este post, te invitamos a que continúes leyendo y de esta forma puedas conocer el paso a paso que se debe realizar para la aplicación de una inyección de insulina a pacientes que padecen diabetes.

Conoce las jeringas para inyección de insulina.
¿Cómo llenar la jeringa con insulina?
¿Cómo inyectar la insulina con una jeringa?

Puede ser de tu interés: ¿Cuál es la Función de un Glucómetro?

Una jeringa es un tubo plástico que tiene un émbolo dentro y una aguja fina y pequeña en la punta.

La insulina se inyecta en el tejido graso que se encuentra debajo de la piel. Este tipo de inyección se llama inyección en el tejido subcutáneo o inyección subcutánea.

Actualmente se ofrecen una gran variedad de jeringas desechables que son seguras y fáciles de usar. Las agujas se han hecho más delgadas y cortas, tienen puntas más afiladas y una cubierta especial que ayuda a que penetren más fácilmente en la piel. Todo lo anterior hace el proceso de inyección más simple, práctica, y con menos dolor.

  • Las jeringas son la forma más económica para inyectarse insulina.
  • Son fáciles de utilizar.
  • Si se requiere la mezcla de dos tipos de insulina, se puede hacer la mezcla en la misma jeringa.
  • Existen diferentes tamaños de jeringas con diferentes largos y anchos de aguja.
  • Se encuentran en la mayoría de farmacias.

La insulina se aplica en el tejido subcutáneo por medio de jeringas con escala en unidades.

  • Jeringa de 30 unidades con escala de ½ en ½ unidad (0.3 ml).
  • Jeringa de 50 unidades con escala de 1 en 1 unidad (0.5 ml).
  • Jeringa de 100 unidades con escala de 2 en 2 unidades (1ml).

Algunos pacientes requieren el suministro de un tipo de insulina, pero, hay otros cuyo tratamiento debe ser realizado con base en la combinación de insulinas.

En cada caso, antes de la colocación de la inyección el paso previo es la preparación de la jeringa, o el llenado de esta con la insulina. Algunas recomendaciones que se deben tomar en cuenta son:

  • Tener a la mano todo lo necesario para aplicar la insulina.
  • Lavar muy bien las manos.
  • Si se utiliza insulina lechosa se debe rodar el vial entre las manos. Nunca se debe agitar en forma vigorosa. No es necesario rodar el vial si se aplica insulina transparente.
  • Limpiar el caucho del vial con una toallita o algodón impregnado en alcohol.
  • Jalar el émbolo de la jeringa hacia abajo para introducir aire: La cantidad de aire será equivalente al número de unidades de insulina a inyectar.
  • Colocar el vial de insulina en posición vertical, insertar la aguja en el centro del tapón del caucho y presionar el émbolo para inyectar el aire de la jeringa.
  • Sin retirar la jeringa invertir el vial y jalar el émbolo para extraer la dosis de insulina (Observar que la punta de la aguja no sobrepase el nivel superior de la insulina). Es importante mantener el vial y la jeringa en posición completamente vertical, sin inclinar.
  • Con la aguja dentro del vial se debe verificar que no haya burbujas de aire en la jeringa, si existieran se debe golpear ligeramente la jeringa con el dedo en la parte donde se encuentren las burbujas. Si las burbujas están en la parte superior de la jeringa se deben expulsar hacia el interior del vial.
  • La inyección está lista para aplicarse

Para proceder a hacer la inyección de la insulina se debe tener previamente llena la jeringa.  En la sección anterior se explica el paso a paso de cómo hacerlo.

Lo siguiente es elegir el sitio donde se va a inyectar, para ello se recomienda:

  • Hacer un registro de los lugares donde has inyectado para no inyectar continuamente en el mismo sitio.
  • Ubicar un sitio a 5 cm de distancia del ombligo y de tener alguna cicatriz a una distancia mínima de 2.5 cm de esta.
  • No seleccionar lugares donde se presente hematomas, inflamación, endurecimiento, otros.

Una vez que hayas seleccionado el sitio entonces procede a seguir los siguientes pasos para la inyección:

  • Limpiar una pequeña área de la piel con una toallita de alcohol y dejar que seque completamente antes de inyectar.
  • Tomar la jeringa y con los dedos medios, índice y pulgar realizar un pellizco en la piel, introducir la aguja e inyectar la insulina empujando el émbolo. Contar hasta 10 antes de retirar la aguja.
  • Retirar la aguja en la misma dirección en la que se introdujo.
  • Colocar una toallita de alcohol en el sitio de la inyección y presionar unos segundos sin frotar ni masajear.
  • ●       Desechar la jeringa en un contenedor.

Ahora ya sabes cómo se aplica una inyección de insulina, si tienes más dudas solicita más información aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cómo podemos asesorarle?
Hola, ¿Cómo podemos asesorarle?